AVISO DE ENSAYO

Como es Costumbre ya en la casa de la reina, después de la misa vespertina, ensayamos los LUNES para el Adviento y las Fiestas Navideñas. Gracias por la asistencia.

Ángel Hernández

CoroTv NUESTRA TELEVISIÓN

martes, 7 de octubre de 2014

No esconder los propios pecados, sino rezar y hacer memoria

Homilía de la misa matutina en Santa Marta (RV).- (Con audio)  Cuando rezamos no olvidamos nuestra historia. Lo afirmó el Papa Francisco en su homilía de la Misa matutina celebrada en la capilla de la Casa de Santa Marta. El Pontífice subrayó que el Señor está a nuestro lado en el camino de la vida. E invitó a los fieles a no dejarse distraer por tantos cosas de la jornada, olvidándose así de rezar. El Papa Bergolgio prosiguió afirmando que el Señor “ha elegido a su pueblo y lo ha acompañado durante el camino en el desierto, durante toda la vida”. Y a continuación, se detuvo a considerar la primera Lectura del día en la que San Pablo hace memoria de su vida, sin esconder sus pecados. “Dios – afirmó – lo ha hecho con su pueblo, lo ha hecho y lo hace con cada uno de nosotros”. “Nosotros hemos sido elegidos – dijo – y se preguntó: ¿Por qué yo soy cristiano y no aquel, que está lejos, que ni siquiera ha oído hablar de Jesucristo?” “Es una gracia – fue su respuesta –: “Una gracia de amor”. Por tanto, hacer “memoria de esta realidad, pero en la vida concreta – evidenció el Santo Padre –, tal como lo hace Pablo”, que confiesa haber perseguido ferozmente a la Iglesia y no dice: “Yo soy bueno, soy hijo de éste, tengo cierta nobleza…”. No. Pablo dice: “¡Yo he sido un persecutor, yo he sido malo!”. “Pablo – reafirmó el Papa – hace memoria de su camino, y así comienza a hacer memoria desde el inicio”: “Esta costumbre de hacer memoria de nuestra vida no es muy común entre nosotros. Nos olvidamos las cosas, vivimos en el momento y después olvidamos la historia. Y cada uno de nosotros tiene una historia: una historia de gracia, una historia de pecado, una historia de camino, tantas cosas… Y hace bien rezar con nuestra historia. Uno de ellos es Pablo, que relata una parte de su historia y que en general dice: ‘¡Él me ha elegido! ¡Él me llamado! ¡Él me ha salvado! Él ha sido mi compañero de camino…’”. “Hacer memoria sobre la propia vida – prosiguió diciendo el Papa – es dar gloria a Dios. Hacer memoria sobre nuestros pecados, de los que el Señor nos ha salvado, es dar gloria a Dios”. Por esta razón – agregó – “Pablo dice que él se vanagloria sólo de dos cosas: de sus propios pecados y de la gracia de Dios Crucificado, de su gracia”. Él – dijo Francisco – “hacía memoria de sus pecados, y se vanagloriaba: ‘He sido pecador, pero Cristo Crucificado me ha salvado’ y se gloriaba en Cristo. Ésta era la memoria de Pablo. Ésta es la memoria que el mismo Jesús nos invita a hacer”: “Cuando Jesús dice a Marta: ‘Tú te afanas y te agitas por muchas cosas, pero una cosa es necesaria. María ha elegido la parte mejor. Es decir, escuchar al Señor y hacer memoria. No se puede rezar cada día como si no tuviéramos historia. Cada uno de nosotros tiene la suya. Y con esta historia en el corazón vamos a la oración, como María. Pero tantas veces estamos distraídos, como Marta, por los trabajos de la jornada, por hacer esas cosas que debemos hacer, y olvidamos esta historia”. Nuestra relación con Dios – agregó el Papa – “no comienza el día del Bautismo: allí es sellada”. Comienza “cuando Dios, desde la eternidad, nos ha mirado y nos ha elegido. En el corazón de Dios, allí comienza”: “Hacer memoria de nuestra elección, aquella que Dios ha hecho sobre nosotros. Hacer memoria de nuestro camino de alianza. Esta alianza ha sido respetada, ¿o no? Eh no: somos pecadores y hacemos memoria, y hacer memoria de la promesa que hace Dios y que jamás decepciona, que es nuestra esperanza. Ésta es la verdadera oración”. El Papa concluyó su homilía invitando a rezar con el Salmo 138: “Señor, tú me escrutas y me conoces. Tú sabes cuándo me acuesto y cuándo me levanto. Sondeas mis pensamientos desde lejos, te son familiares todas mis sendas”. “Esto es rezar – dijo Francisco –. Rezar es hacer memoria ante el Dios de nuestra historia. Porque nuestra historia es la historia de su amor por cada uno de nosotros”. (María Fernanda Bernasconi - RV). 

domingo, 5 de octubre de 2014

Misa desde el vaticano

Centro Televisivo Vaticano: http://youtu.be/yK60o70JALA

miércoles, 24 de septiembre de 2014

La joya oculta de Marchena


Juan Ramón Gallardo Soriano, párroco y organista en la iglesia San Juan Bautista, muestra los ‘tesoros’ del templo marchenero

Las sabias palabras y la afinada interpretación al órgano del párroco-organista Juan Ramón Gallardo Soriano resuenan en el interior de la parroquia. Dos capacidades unidas en una sola persona, la encargada de abrir las puertas a un templo de la cultura y el conocimiento enclavado en plena Campiña, en un edificio cuyos cimientos han vivido casi seis siglos de historia: la iglesia de San Juan Bautista de Marchena.

Juan Ramón Gallardo Soriano, párroco y organista, tocando en uno de los órganos neoclásico de San Juan. / Foto: Miriam Barroeta

En la plaza Cardenal Spínola de Marchena, en pleno centro histórico de la antigua villa que rodeaba a la muralla medieval, se encuentra esta iglesia. Recibe su nombre de Marcelo Spínola y Maestre, eminente sacerdote, abogado y periodista, que llegó a ser nombrado arzobispo de la diócesis hispalense, y del cual destaca por haber sido el fundador de El Correo de Andalucía en 1889.

Son muchos los marcheneros que se preguntan qué fue del párroco Juan Ramón, que tras medio siglo años de desempeño en la localidad, se ha ganado el respeto y el cariño del pueblo. Una popularidad que se evidencia en la calles: en un lateral de la iglesia hay una placa de cerámica con su nombre.

La sabiduría que posee Juan Ramón es el resultado de la constancia en el estudio de los 6.100 legajos, archivos parroquiales, musicales y la biblioteca que atesora la iglesia de San Juan Bautista, que dispone de verdaderas reliquias en su interior. El párroco presumió orgulloso y maravillado del gótico-isabelino y de los tesoros de San Juan, ante el mismísimo Joan Clos, exalcalde de Barcelona y antiguo Ministro de Industria, del que recibió invitación al Ayuntamiento. Esta visita es una de las mil y una anécdotas que guarda en su memoria el párroco Juan Ramón.

De las muchas riquezas que hay que admirar en este templo, destacan los sobradamente conocidos nueve lienzos de Francisco de Zurbarán. Pero también es digno de contemplar los retablos, de exquisita belleza, las esculturas de las vírgenes o la cabeza de San Juan admirada por la propia ex directora del Louvre, la orfebrería con piezas únicas de valor mundial… Son reconocidas por una minoría en el mundo, sin embargo, no deja desapercibido a aquellos que tienen la oportunidad de admirarlas.

Tanto Juan Ramón Gallardo Soriano como el actual párroco, José Tomás Montes, manifiestan con pena que «no se propaga lo suficiente el patrimonio de valor inmensurable de Marchena». «Por ello, seguimos intentando luchar contra este desconocimiento. Nuestro objetivo es elaborar un proyecto en el que haya cabida para personas de todas las edades, no solo de la tercera edad, para que disfruten de la cultura que tenemos la posibilidad de ofrecerles en la Villa de Marchena con gran riqueza de arte religioso».

Según Juan Ramón, «es una de las iglesias con más joyas y reliquias de Sevilla, comparando su valor con obras de la Catedral, que además mantiene un fuerte lazo por el gótico que predomina en la mayor parte de sus obras».

Es interesante destacar que Juan Ramón Gallardo, antiguo párroco de la iglesia de San Juan Bautista durante 50 años, es una persona profundamente conocedora del arte, y muy interesado por el conocimiento. A lo largo de su vida ha realizado las labores propias como párroco, con valores añadidos como su capacidad investigadora como historiador y músico. «Tenemos a nuestro alcance verdaderas piezas únicas del gótico en Marchena, que han sido imitadas en otras villas andaluzas como Carmona y Écija. Hicieron bien», indica Juan Ramón.

«La mayoría de los sevillanos que visitan San Juan Bautista vienen interesados exclusivamente por los lienzos de Zurbarán, que son obras absolutamente geniales, pero cuando les muestro los retablos medievales, chinescos, rococós y góticos con 14 pinturas sobre tabla y esculturas de los artistas Alejo y Jorge Fernández, la orfebrería, las pinturas de Roelas, los dos órganos magníficos, el archivo parroquial del siglo XV y la custodia «maravillosa» de arquitectura renacentista entre otras obras, se quedan completamente cautivados», manifesta el párroco.

No cabe la menor duda de que el disfrute de este arte que ofrece la iglesia de San Juan Bautista, aumenta con las ilustradas explicaciones que con tanto cariño y disposición nos brinda Juan Ramón, de tal manera que «muchos visitantes han repetido su experiencia».

De esta manera, ambos sacerdotes están de acuerdo en que es necesario la explotación de este núcleo cultural. Por lo tanto, José Tomás Montes, el actual párroco, manifiesta su pretensión de desarrollar «un programa semanal de tres o cuatro visitas íntegras en la iglesia de San Juan Bautista, que al mismo tiempo iría acompañado de un pequeño concierto de órgano amenizado por Juan Ramón Gallardo Soriano, con obras religiosas de la época del Barroco».

La iglesia conserva el legado de órganos más importante de Andalucía, con dos impresionantes órganos, uno barroco y otro neoclásico. El órgano mayor, del año 1765 de Juan Echevarría, posee un sonido majestuoso, sin embargo el órgano de menor tamaño, de Francisco Rodríguez restaurado hace 202 años, desprende un sonido más suave. «Disfruto mucho más tocando el órgano pequeño de tubos rizados porque tiene un sonido más dulce para las partituras que suelo tocar, de compositores como Haendel y Bach. Sobre el flautado se le añaden los demás instrumentos y dependiendo de la obra, le añades unos u otros» manifestó Juan Ramón.

A todo esto hay que sumar que los magníficos instrumentos, los órganos, han formado parte del deleite de varios organistas internacioneles: coreanos, italianos, franceses, hispano-americanos, ingleses, portugueses y la organista de la Basílica del niño Jesús de Praga. De hecho, en San Juan se celebró la reunión de Academias de Órganos de Andalucía hasta hace tres años.

Información difundida y pegada de: El Correo Tv

Agradecemos a este medio por esta información tan valiosa para la música y para la iglesia.